ESPAÑA Y SU MERCADO LABORAL

La borrachera o la resaca de los datos según se interprete

En estos dias están saliendo los datos de empleo, afiliación a la seguridad social, la referencia del PIB, y así sucesivamente. Depende de quien los valore tienen una visión más o menos optimista. Y digo bien, optimista porque sea suficiente o no lo que es un hecho evidente es que hemos mejorado.

Ahora bien, más allá de las cifras cuantitativas hay indicadores que invitan a la reflexión. el mes de diciembre siempre es un buen mes con respecto a la bajada del paro y se amplia el nº de personas afiliadas a la Seguridad Social. En este año 2021 no podemos decir que sea buen ya que comparado con el 2020 el incremento no es significativo cuando la subida de la actividad comercial frente a la parada del año anterior es sustancial. En términos de país además está concentrada las mejores cifras en pocas ciuidades con lo que la distribución de la riqueza no es equitativa. El ranking lo encabezan Madrid y Andalucia, tanto en la bajada del paro con en los afiliados a la Seguridad Social.

A todo esto hay que unir que se debe de ver una visión mucho más global, el tirón del sector público que fue el gran generador de empleo con más de 52,000 personas incorporadas a la ya mastodóntica estructura funcionarial, las personas qeu siguen en ERTE que no computan y que todavía estamos hablando de aproximadamente 125.000 personas y que a medida que va pasando el tiempo tendrán más dificultades para su reincorporación a su sector.

En definitiva, no todo es de color negro pero tampoco debemos de lanzar las campanas la vuelo, metáfora con la época del año en la que estamos. los meses de febrero y marzo, van a ser claves para tener una foto más clara de donde estamos, ya que se regularizará el exceso de consumo en Navidades y por tanto la contratación, que pasará con los ERTES y su no incorporación, las empresas de sectores como la construcción o la industria en general cada vez menos competititva debido al precio de la luz, que pese a las medidas del Gobierno Central sigue siendo la más cara de Europa. Esto incrementa la falta de competitividad en un mercado global, parada de las ventas y por tanto afecta a la riqueza y al empleo.

Solo el consenso de todos los agentes implicados harán que estos datos sean mejores. Nuestro rival no está en la LIGA ESPAÑOLA sino en la Champions y ahí necesitamos de todos, sean de donde sean, representen a quién representen.E

Comparte en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin