La famosa brecha salarial.

En España repetimos como un mantra la brecha salarial y desigualdad entre mujeres y hombres, afirmación que está basada en datos estadísticos y que debemos de cambiar de forma rápida.

Ahora bien, no existe debate de otro debate qué me parece muy importante y es la brecha salaria entre los trabajadores del sector público y privado. Vaya por delante todo el respeto por los compañer@s del sector público.

Nos encontramos en una situación que una de los mayores aspiraciones de los jóvenes es aspirar a conseguir una plaza en una administración pública. Hechos basados en tres aspectos fundamentales:

Trabajo para toda la vida, difícilmente un funcionario es despedido.Según las estadísticas del INE puede haber hasta una diferencia de un 56% de diferencia en la nómina, siendo la media de un 14% de ganancia más en el sector público que en el privado.Esto hace que incluso las nuevas generaciones acceden a puestos que son mejores, más estables e incluso dignos de quienes aquellos que les financian, su propia familia.

En definitiva, alguien nos podría decir si igualamos los salarios entre la administración pública y privada cual sería el ahorro o el destino para inversiones de esas prestaciones económicas.

Comparte en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin