La transformación de una empresa llamada selección española

Estos dias, he estado reflexionando sobre las metáforas que establecemos entre las empresas y los diferentes deportes.

Me parece muy interesante hablar de la selección española de fútbol actual. Destacar el liderazgo, la personalidad, las captación de talento, el paso de nuevas generaciones con edades tempranas, la transformación del equipo en cuanto a sus miembros, únicamente manteniendo a una persona, muy importante, el conductor Busquets, algunos dicen que lento, pero rápido de mente, siempre bien colocado, juegas sin balón, hace las faltas necesarias y además sin grandes aspavientos….. Esto solo se puede hacer si el líder, en este caso Luis Enrique tiene las cosas claras, su visión es evidente y sabe a donde quiere llegar. Le da igual la presión mediática, de los clubes, de los jugadores históricos que no se sienten bien tratados por no ser convocados….., de los medios de comunicación y el show de las ruedas de prensa, no se descentra del trabajo encomendado y de su misión como responsable de una “empresa” y de dar los resultados que sus “accionistas” la Junta Directiva le han exigido y le dejan trabajar.

Les suena podríamos escribir esto del líder de una empresa????. Si una empresa lograra la transformación que la selección española y la gestión económica que la REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL ha “sufrido” en los últimos dos años, estaríamos hablando de una empresa ejemplar, subida de la cotización en bolsa y el máximo ejecutivo nombrado como el mejor del año.

Sin embargo, el fútbol es un deporte sin memoria y con escasa capitalización de los activos más importantes que puede tener un grupo, que es una idea, una visión estratégica y un método claro.

Comparte en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin